Como sobrevivir al 90’s pop tour por segunda vez SIN ALCOHOL

Lo tengo que decir, aunque en la década de los 90 viví los años más conscientes de mi vida (de los 16 a los 25) mi gusto musical nunca fue tan apegado al pop en español. Sin embargo el amor te hace realizar locuras y por amor a mi mujer FUI A VER POR SEGUNDA VEZ EL 90’S POP TOUR.

Hay que ser claro en este asunto, el concierto apela al deseo de los treintones y cuarentones de volver a vivir épocas mejores y eso es una genialidad, lo de hoy es volver al pasado y “renovarlo”, lo está haciendo la músca, el cine y la televisión, aunque no siempre con excelentes resultados.

Me embarqué junto con mi esposa y 9 personas más, en el viaje a la CDMX con destino a la Arena Ciudad de México, llegamos dos horas antes del concierto lo que me permitió admirar lo bien que está planeada esta sede, grandes pasillos, muchas puertas, se llena y se vacía en minutos, venta de comida y bebida al por mayor y un stand dedicado a promocionar al talento de TV Azteca, dado que la Arena CDMX pertenece al Grupo Salinas.

El concierto fue presentado como la segunda temporada del 90’s Pop Tour y dijeron que habría sorpresas, pero la verdad no las hubo. El mismo escenario de la vez anterior, que no demerita lo bien hecho que está y que es uno de los mejores que hay en lo que a cantantes mexicanos se refiere, la playlist es la misma con excepción de que ya no está Aleks Sintek ni Eric Rubin su lugar fue ocupado por MDO (mejor conocido como Menudo, segunda generación) y el Círculo que al parecer si tiene canciones más allá de “Que Sube que Baja”.

El lugar estaba lleno a reventar y el público se desvivía en gritos y bailes, excepto cuando cantaba Beto Cuevas, que muchos lo tomaron como el descanso para platicar, sentarte, ir al baño o pedir otra bebida, todo menos escuchar sus lentas y aburridas canciones, descansos necesarios ante 4 horas de concierto ininterrumpidas, que para mi sorpresa se fueron volando, aunque no estaba bebiendo ni una gota de alcohol, lo cual hace que el tiempo se vaya mas lento si no disfrutas algo.

¿Cómo sobreviví? Muy simple, me enfoqué en lo que realmente me gusta, ver a las JNS en trajes ajustados, viborear las gomas nuevas de Lydia Ávila y, sobre todo, ver como la gente de todas las edades se transforma al escuchar música, como disfruta, baila y se emociona, sin importar que esté rodeado de extraños, su conexión con el artista es única, así esté en la lejanía o en las primeras filas, contestan al artista como si lo tuvieran enfrente, le gritan te amo y se emociona cuando el artista le contesta yo también los amo. Esas emociones, esos sentimientos que solo en los eventos en vivo puedes disfrutar, admirar y conocer.

Ya inicia la gira en todo el país y, lo más seguro es que volveré a ir porque mi esposa seguramente querrá ir. Pero no importa porque a final de cuentas la energía de los conciertos te inunda y te revive.

Como diría Nietzche “Sin música, la vida sería un error” #ConectaDistinto #Pulse

    Deja tu comentario

    X
    X