Una estrella más a la camisa de Disney

El Ratón Miguelito da por terminado el estira y afloja del encontronazo corporativo que, desde hace varios meses, se estaba dando entre Disney y Comcast, con la compra definitiva de la Twenty Century Fox.

La puja inicio en diciembre 2017 con la primera oferta de Disney a Fox por 52.400 millones de dólares, la cual quedó congelada un rato en lo que se revisaba la oferta por parte de la División Antimonopolio de los Estados Unidos. Una vez dado el VoBo por parte de la División y de haber puesto en claro las reglas del juego llegó Comcast que contra pujó con la nada despreciable cantidad de 65.000 millones de dólares. Por su parte Disney dispuesto a no dejar ir el jugoso paquete subió la oferta a 71.300 millones de dólares.

Esta oferta logró conquistar a los ejecutivos de la Fox, los cuales ya comenzaron a cerrar el trato para que el contenido cinematográfico y televisivo de la Fox, se integre a las filas del ya obeso y millonario Ratón de Disney, ahora  la Fox compartirá depa con Marvel, Lucasfilm y Pixar, más los que se acumulen.

La aprobación de la compra/venta, hecha por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, hizo subir como la espuma los activos de Disney y Fox, dejando triste y desconsolado a Comcast. Esta compra convierte a Disney en un monstruo mediático pues se apropia, junto con la marca, de canales de cable como FX y National Geographic, programas como Los Simpsons y la franquicia de las películas Avatar, X-Men y el chico malo Deadpool.

Fox News, las estaciones de transmisión de Fox y la Red de deportes FS1 quedan fuera del trato, esto como parte de las condiciones que impuso el Gobierno de EU para que el trato se pudiera realizar. Esta compra forma parte de la estrategia de Disney para que su nueva plataforma de Contenidos por Streaming sea un fuerte competidor de Netflix, la cual es, por el momento, la Reina en este sector.

¿Qué opinan? Dejen sus comentarios.

    Deja tu comentario

    X
    X