¿Que pasará con la neutralidad de la red en México?

EL INTERNET

El internet es la herramienta de comunicación y de acceso a información y contenidos educativos más poderosa del mundo.Tener acceso a internet ahora se trata de un derecho y no solo de un asunto de conectividad. En 2011, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el acceso a internet como un derecho humano contenido en la carta de derechos digitales.En México, 59,5% de la población mayor a seis años se declaró usuaria de internet, de acuerdo con un reporte del INEGI de 2017.Los dispositivos móviles y teléfonos inteligentes son la principal fuente de acceso a internet en México, al sumar 76.934.161 accesos a banda ancha móvil en junio de 2017, según el IFT.FUENTE: VERNE

¿Cómo funciona la neutralidad?

La Ley Federal de Telecomunicaciones de México protege la neutralidad de la red. Esta ley evita privilegios de velocidad para cierto tráfico y da un acceso libre, just y equitativo al contenido.
Click Here

La neutralidad de la red ha estado como tema de conversación en todo el mundo. El 11 de junio en Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones terminó con una regulación aprobada por Barack Obama que protegía la neutralidad de la red, que significa que todos los datos deben transitar de forma imparcial y libre.

La votación de la FCC implica ahora que las empresas pueden discriminar a sus clientes en cuanto a los servicios a los que tienen acceso. “Se puede privilegiar o inhibir la velocidad de internet de acuerdo a criterios económicos o por otras cuestiones. Por ello muchas organizaciones han dicho que es un ataque a la libertad de expresión”.

En Estados Unidos, las firmas de telecomunicaciones podrán privilegiar el ancho de banda y la velocidad de transmisión de ciertos contenidos de acuerdo a sus intereses, lo que repercutirá en México.

La Unión Europea trabaja en una nueva “Directiva sobre los derechos de autor en el mercado único digital” que amenaza a internet y al conocimiento libre. La propuesta se votó primero en la Comisión de Asuntos Jurídicos entre el 20 y 21 de junio y, después, en el Parlamento Europeo entre julio y septiembre. ¿Pero de qué se tratan esta propuesta que amenaza a la red?

El Artículo 11 tiene por objeto “proteger a las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales”, limitando el acceso a la información y al conocimiento. De querer referencial o vincular alguna fuente, habría que pedir permiso a todos y cada uno de los editores de prensa en cada caso particular, es decir, obliga a que todas las plataformas tengan los derechos de autor de absolutamente todas las imágenes, vídeos, música y contenido en general, eso impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a internet.

¿A quiénes afecta?

Uno de los primeros cambios significativos que más nos afectarían a la hora de comunicarnos sería la desaparición de los memes pues nadie podría utilizar imágenes de las que no tenga los derechos ni tampoco compartirlas. Así que todos somos los afectados.

¿Cómo lo harán?

Twitter, Facebook e Instagram lo harán mediante algoritmos o personas que vigilarán que lo que el contenido no viole los derechos de nadie.

Los usuarios aún podremos compartir lo que queramos por vía privada como en WhatsApp, Telegram o email. Pero, las plataformas para crearlos o para distribuirlos quedarán prohibidas siempre y cuando no se utilice contenido propio, por lo que encontrar un GIF o un meme será muy díficl.

Al final solo podrán utilizar estos recursos los que tengan medios técnicos, humanos y económicos para hacer esta inversión; esto favorece claramente a las grandes empresas que hay detrás de las redes más potentes.

Actualmente, en el país existe un marco regulatorio que establece que internet debe ser neutral, a diferencia de Estados Unidos. Pero estos cambios afectarán de manera indirecta a México; El internet será mucho más lento y costará más el hacerlo más rápido.

El próximo mes, agosto de este año, el IFT tendrá una consulta pública sobre los lineamientos de neutralidad de la red, esta durará 20 días hábiles.

“Lo que está en la ley no va a cambiar; habrá algunos matices, pero no habrá grandes cambios; lo que está prohibido, seguirá siendo prohibido […] Les daremos —a los operadores— una política razonable sobre qué sí pueden gestionar y cómo gestionar ese tráfico y eso les da pie a generar un modelo -de negocio-, porque hoy lo hacen dependiendo de su interpretación. Esos son los detalles”, copartió Emiliano Díaz Goti, director general de asesores del comisionado Arturo Robles, citado por El Economista.

Esto abre la posibilidad a que se abra una nueva etapa de como manejamos el internet, una etapa en donde los usuarios puedan pagar una tarifa extra por una conexión menos saturada.

    Deja tu comentario

    X
    X