225 AÑOS DEL MUSEO DEL LOUVRE

Hoy hace 225 años abrió sus puertas el museo nacional de Francia conocido como el Museo del Louvre consagrado al arte anterior al impresionismo (1874), tanto bellas artes como arqueología y artes decorativas.

Si has visitado el museo sabes que es interminable y difícil de recorrer a conciencia en un solo día; además si no eres muy aficionado a los museos o al arte seguramente será una tortura tan siquiera pagar para verlo pero siempre es recomendable que si vas a Paris visites este lugar y por ello vamos a recomendarte las piezas más importantes y dignas de ver con tus propios ojos.

 

LA VENUS DE MILO. Grecia.

Carece de brazos, lo que no afecta en absoluto su belleza. Fue descubierta en 1820 y ofrecida al rey Luis XIII, quien la donó al Louvre. Es una de las representaciones más famosas de la diosa Venus, o Afrodita para los griegos.

Se trata de una escultura griega tallada en mármol blanco durante el periodo helenístico y cuyo autor es desconocido. Esta obra recomendada consiste en una representación de Afrodita, diosa del amor y de la belleza.

Existen diversas hipótesis acerca de su falta de brazos, sin embargo se cree que el autor buscaba acercar la Venus a lo terrenal, haciendo desaparecer ese poder de atracción y sensualidad sobrenatural.

Sus más de dos metros de altura hacen que esta delicada figura de la diosa del Amor sea espectacular. A ello se añade la perfección de sus proporciones y la serenidad de sus formas que encarnan el ideal clásico de belleza.

 

 

VICTORIA DE SAMOTRACIA. Grecia.

Al subir por la escalera Daru alza la vista y contemplaras la majestuosa representación de la diosa Niké que es una de las obras cumbres del museo, su nombre se debe a que fue hallada en la región griega de Samaotracia en 1863.

La escultura representa una diosa con alas que posa sobre la proa de un navío, dicen que esta escultura y sus alas inspiraron el logotipo de Nike, el cual es una abstracción de las alas.

 

 

CÓDIGO DE HAMMURABI. Mesopotamia.

En esta piedra basáltica negra de dos metros y medio de altura se halla escrito el documento legal conocido más antiguo del mundo.

Fue creado por el Rey de Babilonia Hammurabi en 1728 a.C en la antigua Mesopotamia y refleja la aplicación de la ley del Tailón para complacer a los dioses.

 

 

TORO ALADO. Imperio Asirio.

Esta colosal figura formaba parte del palacio del rey Sargón II de Jorsabad. Estos toros alados con cabeza humana reciben el nombre de «lamassu».

Es una divinidad protectora, un ser híbrido legendario, principalmente de la mitología asiria, que posee cuerpo de toro o león, alas de águila y cabeza de hombre.

 

ESCRIBA SENTADO. Egipto.

Es una de las estatuas más representativas de la escultura del Imperio Antiguo de Egipto y una de las más famosas y mejor conservadas. Está realizada con piedra caliza, cristal de roca, magnesita y cobre.

Se realizó en una época en que Egipto se encontraba en la cima de su gloria y lo más interesante es su nivel de conservación si tomas en cuenta que tiene alrededor de 4368 años de haber sido elaborada.

 

EL BESO DE PSIQUE. Italia.

La leyenda cuenta que Psique era tan hermosa que Afrodita tenía celos de ella y mandó a su hijo Eros para casarla con una persona horrible. Sin embargo, Eros se enamoró de ella y vivieron su amor en la oscuridad para que Psique no pudiese reconocerle.

La diosa AFRODITA le tendió una trampa a Psique quien cayó desmayada al suelo, entonces Eros fue a salvarla y al besarla consiguió reanimarla. La famosa escultura expone la idea del verdadero amor.

 

BODAS DE CANAA. Italia.

Esta personal recreación del relato bíblico procede del refectorio de los benedictinos de la veneciana iglesia de San Giorgio Maggiore. Se trata de un óleo monumental de 6.7 metros x 9.9 metros. Es apreciado por su manera de mostrar la sociedad veneciana de su época a través de un relato bíblico.

 

 

 

LA ENCAJERA. Holanda.

Del pintor Jan Vermeer es un pintura emblemática que destaca el tratamiento de la luz y la perfección en los detalles. De Vermeer también está expuesto en el Louvre El astrónomo y ambos muestran la calidez de los interiores burgueses del siglo XVII.

Inspiró una novela exitosa y una película titulada La dentellière protagonizada por Isabelle Huppert. Este cuadro muestra a una joven concentrada en su labor. Es una representación fiel de los pasatiempos y trabajos de la época.

 

 

BAÑO TURCO.

Esta bellísima pintura se inspiró en las cartas que Lady Montague envió a Ingres contando su estancia en Estambul donde visitó un baño turco.

Su composición pintura es perfecta y es considerada una de las obras precursoras de la pintura moderna.

 

 

Y por supuesto… La Gioconda.

Pintado por uno de los más grandes artistas de todos los tiempos, Leonardo da Vinci, entre los años1503-1505, es sin duda la obra más famosa del Louvre.

Se trata del retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, cuya enigmática sonrisa se ha convertido un icono artístico.

No esperes ver un cuadro de tamaño muy grande y tampoco esperes verla muy a la mano como en la película de el Código da Vinci, toda la seguridad y multitud que la rodea hace que pierda el encanto y la emoción de ver esta pintura tan famosa.

¿Hay pintores mexicanos en la exposición permanente del Louvre?

No, solo exposiciones temporales de Frida Khalo, más recientemente una exposición temporal de obras maestras de la Nueva España de los siglos XVII y XVIII y hay un documental en Netflix que se llama Eco de la Montaña que narra la vida de un artista huichol que ha expuesto sus tapetes en una extensión del Louvre en el metro de Paris.

    Deja tu comentario

    X
    X