12 películas de Tim Burton: De la peor a la mejor

12. EL Planeta de los Simios

El reboot de 1968 es aburrido, sobrio, y simplemente una falla total. La trama que se presta perfectamente al estilo del director, carece de personalidad y parece que pudo haber sido hecha por cualquier persona.

No solo la dirección de Burton es plana, pero la actuación de Mark Wahlber es la menos encantadora que ha hecho.

11. Sombras Tenebrosas

Sombras Tenebrosas es la última colaboración hasta la fecha de Johnny Depp con Tim Burton, lo cual tiene que ver por la mala recepción de la película. La actuación de Depp es una combinación de todos los papeles pasados que ha compartido con el director que ya terminan por aburrir al espectador.

La película se ve con potencial de ser una gran historia, y hay pequeñas muestras de ello; sin embargo, la imagen general es un caos abrumador de un equipo creativo que no sabía que hacer con el material.

Sombras Tenebrosas es tan extraña que debería ser divertido, pero en cambio está desequilibrado tonalmente, narrativamente mutilado y visualmente mediocre.

 

10. Batman Regresa

Burton dio las bases de la franquicia moderna de Batman, y aunque el filme cuenta con unas actuaciones espectaculares, la dirección de la película es un caos descuidado y sin rumbo.

9. El Cadáver de la Novia

Después del éxito de El extraño mundo de Jack, Burton creó esta película que parece más una excusa para mostrar su estilo gótico que para contar una historia verdadera. La historia es completamente olvidable y mediocre lo cuál es una lástima pues la producción de las maquetas y la animación de stop-motion están hechas a la perfección.

8. Big Eyes

Uno de los filmes más subestimados de Burton. Las películas se centran en el famoso fraude del mundo del arte de Walter Keane, que logró éxito, riqueza y la fama que siempre anhelaba con retratos de niños de ojos tristes y cara triste, que fueron pintados en realidad por su esposa Margaret.
 
En esta historia, el estilo de Burton está en lo más sutil de toda su carrera, y es un movimiento apropiado por el tema y experiencia de Margaret.
 
La dirección de Burton tiene una franqueza madura que te hace desear que haga este tipo de cosas con más frecuencia.

7. Frankenweenie

La historia de Burton de un niño y su perro muerto ha estado en la mente del director desde desde su corto de 1984, por lo que la película refleja cierta intimidad que ninguno de sus otros proyectos tiene.

Mostrado completamente en blanco y negro, y con numerosas referencias al horror clásico, la película de stop-motion está repleta de temas de soledad y aislamiento.

6. Sweeney Todd, el barbero demoníaco de la calle Fleet

Adaptando el musical de Stephen Sondheim, burton se muestra en su modo más violento y cruel, sind ejar su tono humorístico.
 
El trío Burton/Bonham/Depp está en su mejor forma honrando la tragedia del material de Sondheim y saboreando sus ingeniosos giros del musical.
 
 It’s all wonderfully done, but nearly 30 years after it was first mounted on stage (with what was, at the time, the most spectacular set in Broadway history), there’s a slightly precious gore-under-glass quality to “Sweeney Todd” that makes the movie good but not great.
 
Burton dirige la película como un drama oscuro de Grande Guignol, apoyándose en la desesperada soledad de la señora Lovett y el trágico giro de Todd hacia lo siniestro. Si bien su marcado estilo es evidente, no es exagerado, y encaja a la perfección con la visión de Sondheim del arenoso y sucio Londres victoriano.
 
Sweeney Todd es la entrada más macabra de Burton hasta la fecha, pero nunca deja que el derramamiento de sangre se vuelva demasiado sombrío para soportar, y demuestra que su don para el género es la forma en que los inclina, ya sean musicales o superhéroes, a su sensibilidad más que al otro lado alrededor.

5. El jinete sin Cabeza

El Jinete sin Cabeza es una de las películas donde importa más el estilo sobre la substancia, un riesgo que corre Burton en está película con gran éxito.

Burton narra esta leyenda con su único estilo gótico que queda a la perfección. Johnny Depp hace un excelente y neurótico Ichabod Crane con una compañía exquisita de Christina Ricci.

4. Charlie en la Fábrica de Chocolate

La adaptación a la novela de Roald Dahl es una opinión dividida entre los amantes de Burton y los cinéfilos amantes de la adaptación de Mel Stuart. Esta crítica viene principalmente por el papel del chocolatero Willy Wonka, pues nadie puede igualar la icónica interpretación por parte de Gene Wilderm; mientras que la interpretación de Johnny Depp parece más una parodia que un personaje real.
 
Sin embargo, cada adaptación es completamente diferente, con Burton agregándole el perfecto toque siniestro que las novelas de Dahl requieren.

3. El Joven manos de Tijera

El inicio de la larga y extraordinaria colaboración/amistad entre Depp y Burton, que igualmente fue el lanzamiento al estrellado de Depp.

Depp proyecta una cualidad poética de pérdida y desconexión, con un personaje profundamente dañado con una cara pálida y unas cuchillas como tijeras. Sin embargo, Edward no es solo un caso de canasta sensible: es un escultor que transforma su anormalidad en arte santo y obsceno.

El joven manos de Tijera es es sentimental y mordaz, goloso y memorable: un perfecto cuento de hadas punk.

2. Ed Wood

Es la película más trascendental de Burton, por muchas razones. Es, con mucho, su declaración más personal: una historia primordial de la realización cinematográfica, en toda su maravilla de juegos de trenes de juguete y su logística suelto.

Ed Wood muestra una admiración supremamente irónica de un director que hizo películas como un niño; no las filmó, las garabateó, espectacularmente mal pero por amor. Su colaboración con Bela Lugosi.

El estilo de Burton aquí es notablemente restringido, filmado en blanco y negro, dejando que la peculiaridad de sus personajes haga el trabajo pesado sin depender del estilo y el embellecimiento.

Mientras que Burton ha construido mundos hermosos y extraños a lo largo de su carrera, su trabajo más impresionante es honrar lo bello y extraño que existe entre todas las personas, incluso las que nunca encuentran su lugar en el mundo real.

1. Beetlejuice

Su segundo largometraje muestran todas las cualidades y talentos del director: desde su sentido del humor caricaturesco hasta su obsesión por las maravillas morbidas.

Para Burton, el mundo es Halloween en ácido, pero también es un lugar muy real. Y aunque esta anticuada comedia de efectos especiales está lejos de su trabajo más profundo, tiene una descarada personalidad que el director nunca ha igualado. Incluso los efectos analógicos ligeramente anticuados ahora juegan como testamento de la locura de su imaginación.

    Deja tu comentario

    X
    X