La sonda Voyager 2 entró al espacio interestelar.

Tras 41 años, la sonda llegó a una zona del espacio en donde no sopla el viento del Sol.

Primero que nada ¿qué es Voyager?  Voyager  son las dos sondas espaciales estadounidenses que se enviaron a explorar planetas. La Voyager 2  fue enviada el 20 de agosto de 1977, pasando por Júpiter y Saturno para llegar a Urano en 1986 y Neptuno en 1989.  La Voyager 1 fue lanzada el 5 de septiembre de 1977. Pasó por Júpiter en 1979 y por Saturno en 1980.  Ambas sondas enviaron a la Tierra toneladas de información importante sobre los planetas. 

La Voyager 1 ingresó al espacio interestelar en 2013, y hemos sabido durante meses que la Voyager 2 se estaba acercando. En octubre, la sonda descubrió una señal reveladora de que más partículas de rayos cósmicos golpeaban sus instrumentos.  Se creía que habían llegado a la heliosfera del Sol, pero no.

Ahora sí, en 2018 estamos allí. La confirmación proviene del Experimento de ciencia de plasma de la sonda, según un comunicado de prensa.  La Voyager 2 está a más de 17.000 millones de kilómetros del Sol, viajando a 55.00 kilómetros por hora, mientras se distancia cada vez más de sus creadores.  Sin embargo, según el comunicado, todavía no ha abandonado el Sistema Solar, es probable que eso no suceda durante otros 300 años, y a la Voyager 2 le tomará 30.000 años volar más allá de esa región.

“Creo que todos estamos contentos y aliviados de que las sondas Voyager hayan operado el tiempo suficiente para superar este hito”, dijo Suzanne Dodd, gerente del proyecto Voyager en el Laboratorio de propulsión a chorro (JPL) de la NASA. “Esto es lo que hemos estado esperando. Ahora esperaremos con ansias lo que podremos aprender al tener ambas sondas fuera de la heliopausa”.

 

    Deja tu comentario

    X
    X