Las cicatrices de Los Oscar

Los premios Oscar han sido por muchos años la ceremonia más importante de la cinematografía mundial, es indudable la fuerza y fama que da ganarlo. Sin embargo para que esto siga sucediendo la ceremonia debe tener fuerza mediática y rating es por eso que han cometido muchos errores en su producción.

Desde 1940 con el actor y comediante Bob Hope como anfitrión se comenzó a poner a artistas de la comedia como presentadores de los Oscar, todo fue muy bien hasta que se empezaron a volver largas y aburridas y les preocuparon también las acusaciones de racismo, sexismo y snobismo, así que La Academia buscó darle un giro a la producción televisiva y darle más libertad a los comediantes, ajustes que han buscado evitar escándalos.

Este año los problemas aumentaron desde antes. Primero, en la búsqueda de hacerla más ligera se quitaron las categorías de Mejor Edición, Mejor Maquillaje/Peluquería, Score Original, Diseño de Producción, Corto Animado, Corto Documental y Corto Live Action del show en vivo y se entregaron durante la alfombra roja, en la transmisión se pasó un resumen de cada una, esto molestó a varios directores y creadores que públicamente se inconformaron.

En su búsqueda por agradar a nuevas audiencias se creó una nueva categoría: el Oscar a la favorita del público, la cual pasó sin pena ni gloria durante la ceremonia y el premio se lo llevó El ejército de los muertos, película de acción dirigida por Zack Snyder.

Ya durante la ceremonia vinieron otros problemas (antes del cachetadón de Will Smith a Chris Rock) el primero, las conductoras Amy Schumer, Wanda Sykes y Regina Hall no lograron conectar con los asistentes y su comedia fue muy criticada.

De derecha a izquiewrda Amy Schumer, Wanda Sykes y Regina Hall.

Sobre todo el momento donde Regina Hall anuncia que le hará prueba Covid con su lengua en las gargantas de algunos actores que subió al escenario y después manoseó a otros dos ¿qué hubiera pasado si un hombre hubiera hecho lo mismo aunque fuera broma?

Sin duda la noche se la llevó Will Smith. El comediante Chirs Rock, conocido por sus bromas muy pesadas, se refirió a la esposa del actor con un chiste sobre su calvicie y dijo: “Jada, no puedo esperar a GI Jane 2”.

Al principio Will Smith rió con la broma pero momentos después (no vemos en la transmisión lo que pasa entra la risa y cuando sube al escenario) se acerca al conductor y le da una cachetada, para después gritarle que “sacara el nombre de su esposa de su maldita boca”, uno de los momentos más incómodos de la noche de los Oscares desde la infame canción del presentador Seth MacFarlane “Vimos tus senos” en el 2013 dedicada a varias actrices que habían hecho desnudos en películas y muchas de ellas ahí presentes como Charlize Theron, Naomi Watts y Kate Winslet.

Sin duda La Academia deberá reinventarse de nuevo y ser más inteligente en la forma si quiere seguir siendo la ceremonia más esperada del año.

    Leave Your Comment Here