Marinela cumple 65 Años.

Te contamos la historia de la empresa perteneciente al Grupo Mexicano Bimbo.

Hoy entré a comprar una bebida refrescante en una tienda de conveniencia, de esas que encuentras casi en cada esquina, cuando llegue al refrigerador observé que en la puerta estaban los Gansitos Marinela, llamo mi atención que en el diseño de la envoltura se observaba la leyenda 65 Años.

Inmediatamente me llegaron los recuerdos, entre 1973 y 1976 asistía al Jardín de Niños Juan de la Barrera en la Colonia Niños Héroes de la Ciudad de Querétaro, a tres casas, en la esquina del Paseo Niños Héroes y la calle Heroico Colegio Militar, se encontraba la tiendita de Don Pepe, donde mi mamá en ocasiones me compraba mi Gansito Marinela, el cuál Yo disfrutaba alegremente después de tenerlo un rato en el refrigerador.

Con este regocijo por los recuerdos y comiendo el Gansito que terminé comprando, me puse a investigar un poco para compartirles esta nota, me encontré con la historia de la compañía Marinela perteneciente al Grupo Bimbo que, con el origen pastelero de sus fundadores, siempre tuvo la inquietud de elaborar pasteles y pastelitos. 

En 1954, se elaboraron las primeras pruebas de pastelitos espatulados al estilo americano, redondos y sencillos, sin decorado y solo de tres sabores: naranja, fresa y chocolate. 

Para operar esta línea se constituyó una compañía especial: Pabisa (Pastelería y Bizcochos, S.A.) Esta empresa, que más tarde se llamaría Marinela, registró la marca Keik la cual comenzó a trabajar con tan solo 14 personas y un camión. Pero lo cierto fue que Keik no tuvo suerte en México y Pabisa fue sustituida por un nuevo proyecto, apenas al año estar en el mercado. 

En 1957 la niña rubia tomó el nombre de Marinela y así se lanzaron al mercado una nueva línea de pastelitos de porción individual: Canastitas, Pipuchos, Delicias, Empanadas, Tartaletas, entre muchos otros. 

Los pastelitos eran de difícil manejo y la distribución era casi imposible debido a que no tenían envoltura sino capacillos rojos. Después de muchos experimentos, el Director Técnico Alfonso Velasco, dio con la fórmula y desarrolló productos susceptibles de envoltura como el Gansito y el Bombonete.

A pesar de que la idea del pastelito cubierto de chocolate, salpicado con granillo de chocolate y relleno de crema y mermelada no era totalmente nueva, lo innovador fue la forma de elaborarlos.

El primer pedido de Gansitos que fabricó Marinela fue de 500 unidades y llevó ocho horas de trabajo, ya que al principio gran parte del proceso se realizaba de forma artesanal. El Gansito fue un acierto de diseño, ventas y publicidad que se convirtió en un símbolo incluso institucional. 

Como ha cambiado la publicidad en estos 65 Años.

Este pastelito fue el que logró combinar a la perfección la base de pastel, con la mermelada de fresa, la crema, el chocolate y los trocitos de nuez, luego sustituidos por el granillo de chocolate. Pronto se convirtió en el emblema de Marinela que con su slogan de “Recuérdame” llegó al corazón y se mantiene en la de los Mexicanos. 

¡Marinela patrocínanos!

    Leave Your Comment Here